CALENTADORES SOLARES

  • Económico. La energía que alimenta el calentador es GRATUITA, pues proviene de la luz solar. Esto permite un ahorro de un 30% aproximadamente del total de su factura eléctrica: un calentador eléctrico consume 1.500 vatios cada hora. Se evita la logística para la obtención e instalación de las engorrosas bombonas de gas y el precio del equipo es bastante competitivo.
  • Ecológico. 100% compatible con el medio ambiente pues no generan CO2.
  • Tecnología probada en más de 100 países desde hace varias décadas.
  • Libre mantenimiento. No requiere recargas de ningún tipo. Los tubos son económicos y fácilmente reemplazables.
  • Sólo se invierte en el equipo, no en la energía que lo alimenta. El equipo se paga solo pues no consume energía tradicional como la eléctrica o el gas.
  • El agua alcanza temperaturas entre 70  y 100 grados centígrados
  • Si el día está nublado, mantiene la temperatura del agua caliente hasta por 72 horas. Después de eso, con dos horas de sol el agua almacenada recupera la temperatura. El equipo tiene una resistencia eléctrica que se activa en caso de ser necesario.
  • Fáciles de instalar. No se necesita mano de obra especializada. Un plomero calificado puede instalarlo fácilmente siguiendo las instrucciones.
  • Aplicaciones diversas: viviendas, hoteles, posadas, campamentos, centros de salud y educativos, gimnasios, lavanderías, comercios, industrias.
  • Seguro y confiable: el sistema está diseñado para controlar los niveles de temperatura y evitar riesgos de explosiones o daños al inmueble. Presenta mucho menos riesgos que un calentador eléctrico o a gas.
  • Si tiene un calentador de agua o eléctrico o de gas no es necesario sustituirlo por el calentador solar, pues pueden funcionar de manera integrada para que el antiguo aparato se active si necesita reforzar la temperatura en temporadas de lluvias o días nublados.

Tendencias

Ahora bien, si tomamos una durabilidad de veinte años para el calentador solar, y se elabora un programa de instalación de cincuenta mil calentadores solares cada año, al cabo de veinte años se completaría el millón. A partir del 2021, la instalación de los cincuenta mil calentadores anuales sería para las reposiciones, con lo que se garantizaría la sustentabilidad del programa. O sea, que cincuenta mil sería el mínimo de calentadores que se debería instalar cada año. Si se instalaran más, se reduciría el tiempo para alcanzar el millón, y los beneficios se alcanzarían con mayor rapidez.

Calentador Solar

Calentador solar plano con tanque-termo

El calentador solar de plato plano se compone de dos partes principales: el colector y el tanque-termo.

El colector está compuesto por un plato absorbedor formado por una placa metálica, gran conductora de calor y de baja capacidad calórica, que tiene la función de absorber toda la energía solar posible. Esta placa tiene acoplada tubos por donde circula el agua que es calentada con la radiación solar que recibe el plato. Este colector tiene, además, una envoltura aislante y una cubierta transparente.

La superficie del plato de absorción debe tener las características necesarias para que la mayor parte de la radiación que reciba sea absorbida, y muy poco reflejada, lo que se logra aplicándole diferentes tratamientos químicos y físicos, y finalmente un acabado de color negro mate. Actualmente se fabrican colectores con platos de superficie selectiva, la que absorbe un máximo de energía solar, y emite un mínimo de radiación infrarroja.
La cubierta del colector está destinada a dejar pasar la radiación solar hacia el plato de absorción, y disminuir la pérdida de calor por convección y radiación. Para facilitar el efecto aislante, la cubierta está formada por una o dos planchas de material transparente, vidrio o plástico, separadas convenientemente.

La cubierta y la envoltura aíslan del medio ambiente al plato absorbedor. El material más frecuentemente usado para la cubierta es el vidrio, ya que posee la propiedad de dejar pasar casi toda la radiación solar y, por el contrario, es opaco a la radiación infrarroja emitida por el plato de absorción. También se usa el plástico (últimamente se emplea con mayor frecuencia el policarbonato). 

El colector va acoplado a un tanque-termo comúnmente confeccionado con metal y aislante de poliuretano.

Iluminando Ciudades y calentando agua


También contamos con paneles solares para iluminar las ciudades y disminuir el consumo de luz

Ahorro inmediato


Es importante conocer y reconocer que las inversiones realizadas en calentadores solares son de rápida recuperación, si se toma en consideración el ahorro de electricidad y combustibles. Este reconocimiento de inversiones que se pagan en un corto período con el ahorro de electricidad y combustibles fósiles, forma parte del éxito de nuestra Revolución Energética, alcanzado con el cambio de los bombillos incandescentes, los refrigeradores y otros equipos domésticos ineficientes y altos consumidores de electricidad.

Beneficios de la energía solar

Ha sido precisamente el ahorro lo que ha permitido el crecimiento del consumo eléctrico en otras actividades fundamentales de la economía nacional, sin aumentar la electricidad total producida. En el caso de que tengamos que invertir en nuevas centrales termoeléctricas para garantizar el desarrollo económico y social del país, se hace conveniente analizar la variante de invertir en calentadores solares, no solamente para disminuir la dependencia energética y proteger el medio ambiente, sino también por las ventajas económicas que puede significar esta inversión.

Desgraciadamente, la disponibilidad de calentadores solares en el mercado es tan poca, que es casi insignificante. Se hace imprescindible la elaboración de un programa nacional que tenga en cuenta todos los factores necesarios para su generalización. La instalación de un millón de calentadores solares no es tarea fácil, pero tampoco ha sido fácil ninguna de las tareas realizadas en el marco de la Revolución Energética. Sin embargo, el beneficio que esto representa para la economía nacional es significativo.

Anferro. Utilizando la energía renovable